Personal Experience: MAX HATTON (Spanish)

< Back to More PERSONAL EXPERIENCES

English >

MI VIAJE DE SER UN TESTIGO DE JEHOVÁ A SER UN CRISTIANO

por Max Hatton

MIS PRIMEROS AÑOS:

Mi nombre es Maxwell Francis Hatton. Cargo con ese nombremaxhatton desde mi nacimiento. Me crié como metodista. Cargué con esa religión desde que se me bautizó poco después de mi nacimiento. Pude haberme convertido en Católico Romano pues mi padre era de dicha fe pero él le dijo calmadamente a mi madre, “No discutiremos por la religión, cría a los niños en tu fe.” Me sorprende lo rígidos que son algunos respecto a la religión que sus padres les eligieron. No parece importar qué está bien o qué está mal, no protestan. Así que tan pronto como fuimos capaces a mí hermana y a mí nos enviaron a la Escuela Dominical. La disfrutamos pero nunca aprendimos mucho acerca de Dios o la Biblia ahí.

Cuando tenía alrededor de 14 años de edad dejé la Escuela Dominical y poco después me convertí en un hombre del mundo- fumando, bebiendo alcohol, apostando. Fueron estos mis años tontos los cuales terminaron considerablemente cuando conocí y me casé con mi adorable esposa Merle.

MIS AÑOS INTERMEDIOS:

Para cuando alcancé los 28 años era el Secretario Municipal de un adorable pueblo costero en Australia Occidental. Se volvió necesario nombrar un Secretario Municipal Asistente y un joven hombre como de mi edad resultó ser el candidato exitoso. Él, su esposa, Merle y yo nos volvimos amigos cercanos. Bautizamos a nuestro hijo mayor previamente y era ahora el turno de nuestro hijo y le mencionamos esto a nuestros nuevos amigos una tarde luego de haber merendado en nuestro hogar. Nos preguntaron porque íbamos a bautizar a nuestro hijo. Esto nos resultó sorpresivo y supongo que solo seguíamos una tradición. Nos informaron que Jesús tenía alrededor de 30 años de edad cuando fue bautizado y que no hay evidencia que apoye el bautismo de niños en la Biblia. El bautismo se realiza por inmersión. Nos preguntaron si poseíamos una Biblia y luego de buscar un poco encontramos un viejo ejemplar. Estas cosas nos las mostraron en la Biblia. El resultado fue que cancelamos el bautismo lo cual causó consternación entre varios parientes. El otro resultado fue que continuamos un estudio de la Biblia con nuestros amigos y nos enteramos que hacía alrededor de un año que se habían vuelto Testigos de Jehová. Nos interesaba más lo que la Biblia enseña que el buen juicio así que nos tragamos su enseñanza entera y fuimos bautizados también. Luego de un tiempo decidimos ir a Melbourne a fin de “Servir donde hay mayor necesidad” esto a petición del Siervo de Sucursal.

Justo antes de salir de Australia Occidental un Adventista del Séptimo Día me confrontó con el deseo estudiar con cuidado junto conmigo la cronología de la Watchtower que va desde el 607 A.C. hasta 1914 D.C. Gustoso acepté el desafío pero tuve que prometerle responder a un escrito que me dio después de establecerme en Melbourne. Hice esto y la discusión continuó por correspondencia por más de dos años. Les escribí a eruditos en el extranjero y pasé muchas horas estudiando el asunto desde todos los ángulos. Me consterné mucho y le escribí a la Sociedad Watchtower de Estados Unidos en varias ocasiones buscando auxilio sobre el asunto pero me impactó el descubrir la aparente ignorancia de la Sociedad sobre el tema en base a las pobres respuestas que recibí. Se trataba quizás de su doctrina clave y me encontraba enormemente perturbado pero ni de lejos listo para rendirme puesto que me había tragado la enseñanza de la Watchtower de que esta era el canal de comunicación de Dios. Más o menos por esas fechas el hombre Adventista, pensando que me había mostrado a cabalidad que estaba equivocado, me escribió diciéndome que estaba siendo un hipócrita y que no continuaría con la correspondencia. Estaba genuinamente apenado por el asunto pero continué tratando de arreglarlo.

Para esas fechas yo tenía responsabilidades considerables en la congregación a la que asistíamos. Era el Siervo de la Escuela del Ministerio y el Conductor del Estudio de Libro entre otros. Los martes en la tarde era el responsable de dirigir el estudio de un libro de la Watchtower. Esto me causó un gran conflicto interno, pues anhelaba enormemente asistir a unas conferencias en la ciudad ofrecidas por el Instituto Australiano de Arqueología. El tema era el Imperio Neo babilónico. Los Testigos de Jehová son en efecto personas bajo el control mental de la Sociedad Watchtower. Leer literatura no escrita por la Sociedad o asistir a reuniones no organizadas por la Sociedad está estrictamente prohibido. Como decía, en la cuarta noche de la serie de conferencias desobedecí al sistema, me excusé por no poder asistir al Estudio de Libro y fui a la reunión del Instituto. Hoy pienso que Dios casi me impulsó a ir a dicha reunión pues parte del programa trataba de la Estela de Adda-guppi.

Adda-guppi fue la madre de Nabonido, el último rey de Babilonia. La inscripción en el monumento contiene los nombres de todos los reyes del periodo Neo babilónico que reinaron durante un periodo mayor a parte de un año. La duración del reinado de cada rey está inscrita y luego se da el total de todos los períodos de reinado. Esto corresponde exactamente con la cronología del periodo establecida en base a muchas otras fuentes seglares. Desafortunadamente para la Sociedad Watchtower contamos con confirmación adicional del hecho de que Nabucodonosor empezó a reinar en 605 A.C. La Watchtower establece el principio de su reino en el 625 A.C. El principal problema es que insisten que los 70 años para Babilonia descritos en Daniel y Jeremías fueron 70 años de completa desolación de la tierra de Judá cuando en realidad se trataron de 70 años de servidumbre a Babilonia. Distorsionan la cronología bíblica a fin de sostener su teoría errónea. Ellos entonces cuentan 2520 años desde 607 hasta 1914 D.C., año en el cual afirman Dios instauró Su Reino en la tierra. Se han aferrado a este sistema engañando a sus seguidores y dichos seguidores han sido a su vez capaces de convencer a otros por cien años. Han confundido y decepcionado aún más a sus seguidores al especular sobre la fecha del regreso de Jesús en muchas ocasiones desde 1914. Sus fracasos predictivos han provocado la partida de muchos de sus seguidores y los han desprestigiado a los ojos de observadores no Testigos.

La Sociedad Watchtower ha hecho mención de una copia dañada de la Estela de Adda-gupi a fin de desacreditarla para propósitos cronológicos. De forma engañosa omiten mencionar que una copia completa y sin daños existe también y que es perfectamente confiable para usarla a la hora de determinar la cronología del periodo. Permanecí en el lugar después de la reunión y logré hacerme de una copia del Anatolian Studies (Estudios Anatolianos) volumen VIII de 1958 el cual contenía un artículo escrito por C. J. Gadd que discutía la Estela. Véanse también las ediciones posteriores del Ancient Near Estern Texts (Textos de Oriente Próximo Antiguos) publicado por la Princeton University Press para más detalles sobre los escritos que he mencionado.

La información sobre la Estela de Adda-guppi fue para mí la gota que derramó el vaso. Jamás había oído de ella. Sin embargo, ya no me era posible negar la evidencia que había tratado de refutar. Adicionalmente, ya no podía aceptar la afirmación de la Watchtower de ser el Conducto de Verdad de Dios. De hecho, creía entonces que era un impostor, un engañoso falso profeta desviando y confundiendo a millones de personas inocentes por todo el mundo. La nueva información ahora a mi disposición encajaba a la perfección con todos los otros fragmentos de evidencia legítimos provistos por un gran número de fuentes independientes provenientes del periodo posterior al Imperio Neo babilónico. Todas ellas se combinan inextricablemente para probar que la cronología aceptada para el periodo es indudablemente acertada y que la cronología de la Watchtower es lastimosamente incorrecta. Los líderes debieron haber sabido esto pues las cartas que les escribí lo dejaban abundantemente claro. Se puede asumir que me encontraba bastante desanimado después de la reunión y el descubrimiento que hice sobre la Estela de Adda-guppi, pero al contrario estaba absolutamente complacido. Por fin toda duda acerca de la falsedad de la Sociedad Watchtower se había despejado, y lo había aceptado. ¡Era libre! Había llegado a aceptar la verdad sobre el asunto. Creo que partí de la reunión flotando un metro sobre la tierra. No más control mental de la Watchtower sobre mí -es un falso profeta sin duda. Un falso profeta que inequívocamente tergiversa a Dios y detesta a todos aquellos que no están de acuerdo con él. Afirman ser Testigos de Jehová pero el nombre Jehová jamás fue escuchado en el mundo antiguo. Se introdujo alrededor de mil años después de que Jesús caminara sobre la tierra. El nombre correcto de Dios en el Viejo Testamento era Yahweh y la Watchtower ha admitido esto pero siguen su tradición de proclamar un nombre falso –increíble e imperdonable.

MIS AÑOS CRISTIANOS:

Inmediatamente después de tomar mis nuevas decisiones le escribí al cabeza de la Congregación local renunciando a mi asociación con los Testigos de Jehová. Eso nos causó tremendo malestar pues ahora ninguno de nuestros viejos amigos quería saber nada de nosotros. Nuestro mundo se vino abajo así que decidimos regresar a Australia Occidental donde logré conseguir un puesto de Secretario Municipal en un pequeño pueblo rural. Entonces decidí escribirles a antiguos amigos que seguro se preguntaban que había sido de nosotros. Compartí con ellos un manuscrito algo largo que titulé 1914 the Touchstone of the Watch Tower (1914 la Piedra de Toque de la Watch Tower) (Disponible en Internet gracias a mi buen amigo Doug Mason). Esto debió haber causado un gran revuelo pues uno de los hombres líderes fue enviado desde Sídney para cuestionarnos. Él y otro hombre vinieron a nuestra puerta y me pidieron que asistiera a una reunión de la congregación local a fin de que mis acciones pudieran ser consideradas. Respondí que no sabía nada sobre una congregación local ni de ninguno de sus miembros. También, que había renunciado a los Testigos de Jehová hacía nueve meses y que no tenía intenciones de comparecer ante ninguna inquisición que desearan elaborar. A eso de un día llamaron mientras me encontraba en mi lugar de trabajo y le preguntaron a Merle si trataría ella de convencer a un Testigo de Jehová sobre 1914 si este llamara a la puerta. Su respuesta fue que no había pensado en ello. Cuando insistieron, ella admitió que probablemente lo haría. Al cabo de unos días recibimos una carta informándonos que ambos habíamos sido expulsados. Ya había renunciado, pero su intención al deshacerse de nosotros era obviamente silenciarnos, pues ningún Testigo de Jehová querría tener nada que ver con nosotros ahora, sencillamente nos ignorarían.

Han pasado casi 50 años desde que estos eventos tuvieron lugar y por supuesto el proceder Cristiano sería que alguien nos buscara e intentara rescatarnos por habernos desviado, pero ni un alma lo ha intentado jamás. Al parecer ignoran la enseñanza bíblica de que un buen pastor deja a su rebaño atrás a fin de buscar y rescatar a una oveja perdida. Me siento muy mal por los Testigos de Jehová comunes. Usualmente comienzan siendo buenas personas, pero sus cerebros son rápidamente lavados para convertirlos en seguidores de los pasos de la Watchtower. Siguen ciegamente a su líder.

Mi historia se está volviendo larga así que solo diré que Merle y yo decidimos que lo que nos había pasado no era culpa de Dios ni de la Biblia –habíamos sido víctimas inocentes de una falsedad contra la cual estábamos pobremente armados. Necesitábamos empezar desde cero. Así que por más de un año me concentré casi por completo en la doctrina de la Trinidad con el deseo de saber quién era Dios realmente. Salí de este estudio como un Trinitario completamente convencido y lo sigo siendo hasta la fecha.

Acto seguido nuestros estudios nos llevaron a aceptar el sistema de creencias de los Adventistas del Séptimo Día. Confío más en algunos de estos que en otros. Estoy absolutamente convencido del Evangelio y dependo exclusivamente de Jesús para la salvación. Luego de la salvación acepto que necesito caminar en armonía con Dios, no es que necesite hacer esto a fin de ser salvo puesto que ya lo soy y amo tanto a Jesús que deseo ser como Él.

Estudié para el ministerio y serví en Nueva Zelanda, Nueva Gales del Sur, Tasmania y Victoria. Luego de retirarme relevé a Ministros quienes estaban en largas ausencias de servicio seis veces en Australia Occidental, Nueva Gales del Sur y Queensland. He publicado un libro titulado Understanding the Trinity (Entendiendo la Trinidad) mientras que otro libro The Trinity Doctrine for Seventh-day Adventists (La Doctrina de la Trinidad para Adventistas del Séptimo Día) fue publicado en disco compacto por nuestra sede aquí en Australia. He escrito varios artículos incluyendo algunos acerca de las enseñanzas de los Testigos de Jehová exponiéndolas ante la verdad. Si bien no me es posible ayudar a los Testigos personalmente puedo ayudar a otros a que lo hagan.

CONCLUSIÓN:

Merle y yo siempre hemos creído que Dios permitió la experiencia que tuvimos con los Testigos de Jehová para Su honra y gloria así como para equiparnos para ayudarles de forma indirecta. Hay mucha evidencia que lo demuestra, algunos han sido iluminados por nuestro material. Alabamos a Dios por ello.

Cuento ahora con 83 años de edad y tengo algunos problemas de salud que me limitan pero aún amamos a Dios y lo alabamos por su maravillosa bondad para con nosotros. Él nos ha bendecido en gran manera de muchas formas. Esperamos ansiosos el regreso de Jesús para rescatarnos a nosotros y a todos los que en verdad lo aman de este triste planeta plagado de problemas.

Es mi sincero deseo que cualquiera que lea esto se entregue por completo a nuestro Salvador y disfrute también de la maravillosa relación y las bendiciones que experimentamos con Él.

Que Dios lo bendiga ricamente, querido lector, mientras considera su relación con nuestro grandioso y maravilloso Dios.

Atentamente,

Max

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: